TUS RELATOS

Sección, dedicada a los cuentos, relatos o narraciones breves.

Cualquier escrito que combine calidad y brevedad tendrá cabida en esta nueva sección de TUS RELATOS. Aquí vas a tener la oportunidad de inmortalizar tus sueños, pensamientos, reflexiones, ilusiones, fantasías, realidades… al ser publicadas en este lugar. Te leerán tus escritos que habrán alcanzado el destino que buscaban. Se cumplirá el ciclo de todo trabajo literario: fase de creación, fase de ejecución escrita, fase de publicación y fase de divulgación para su lectura.

Tus “hijos literarios” habrán salido a la luz para tu plena satisfacción intelectual, como “padre literario” de la obra.

Se suele mantener que el cuento es un género difícil de definir, de enmarcar, porque si se lo define se lo encorseta, se lo endurece. Y es preferible pensar en el cuento como un camino que se hace sin cesar, una acción perpetua de los seres humanos. Recordemos que la Historia de la Humanidad no es sino una colosal narración, primero oral, luego escrita.

El origen del cuento, en sus formas breves, se cree que nace con los inicios de la literatura, hace unos 4.000 años (en textos suméricos y egipcios), y que se van desarrollando en la literatura griega (Herodoto, Luciano). El cuento, si tenemos en cuenta estas informaciones, es el género literario más antiguo del mundo.

Sólo unos apuntes sobre lo que nos agrada de todo buen cuento literario. Primero se debe destacar la brevedad y la concisión, o sea, la precisión. Después viene la temática, que se debe intentar esté muy bien definida. No dejando atrás la singularidad. Ni la tensión de la trama. Acabando por la intensidad del relato, condensado dentro de esa obligada brevedad.

Sus autores relatan experiencias personales, recuerdos, nostalgias, sueños, fantasías y, al veces, deseos, unos cumplidos y otros frustrados. Es la mejor manera de plasmar retazos de uno mismo.

La narrativa breve es un género literario de reconocido prestigio y calidad, prefiriéndola muchos incluso a la novela. La brevedad en extensión de un cuento nos permite recorrer la totalidad de su texto mediante un único “barrido” lector, sin interrupciones, al contrario de lo que ocurre con la novela o la narración larga. Para leer un relato breve casi no necesitamos punto de lectura, y, además, es una forma ideal para su divulgación en Internet, y su lectura en pantalla no resulta demasiado incómoda.

La calidad literaria de los cuentos hace que, finalmente, la única manera de diferenciar a éstos de las obras clásicas de la literatura universal, así denominadas por los expertos, será mediante el criterio de contar la cantidad de páginas que tiene cada texto. Y concluir definiendo. de esa manera, si se trata de un cuento o de una novela.

Aunque no goza de la fama y del prestigio literario de la novela, el relato ha contado con cultivadores de primerísimo nivel. La nómina de creadores literarios que han dedicado páginas a este género o modalidad es impresionante en cuanto a categoría; un simple primer vistazo a algunos de los nombres resulta bastante revelador:

Ambrose Bierce, Anton Chejov, Edgar Allan Poe, E.T.A. Hoffmann, Franz Kafka, Guy de Maupassant, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Leopoldo Alas “Clarín”, Nathaniel Hawthorne, Teophile Gautier, Villiers de l’ Isle-Adam,

Y así se podría continuar con una lista interminable de consumados maestros literarios.

Creo que queda probada la calidad literaria de los cuentos, relatos o narraciones breves hasta para los más exigentes lectores.

Cerrar